Las unidades móviles de potabilización están diseñadas para producir agua potable en base a diversas necesidades de consumo.

Múltiples sistemas y combinaciones permiten el uso de módulos en situaciones de emergencia, como inundaciones o sequía, en campos de refugiados, o como equipo en proyectos móviles o provisionales, o como instalaciones estables a utilizar en poblados, comunidades o misiones. Para hacer frente a las emergencias hídricas, OMP está capacitada para realizar proyectos completamente autónomos y fácilmente transportables, pues instalados en remolques o transportables por pocos operadores, cuando las infraestructuras se ven comprometidas. Se suministran en dotación también depósitos flexibles para el almacenaje del agua producida.