Las unidades móviles de potabilización están diseñadas para poder satisfacer todas las necesidades de producción de agua potable en zonas en las que haya sólo una fuente de agua, como un pozo, río, lago o mar.

Por la naturaleza de la movilidad, están concebidas para realizar un tratamiento completo de purificación, incluso cuando no se conocen las características de calidad del agua a tratar. Las unidades, montadas en shelter según las dimensiones requeridas (10’, 20’, 40’), están concebidas para ser fácilmente transportables y completamente autosuficientes, ya que están dotadas de generadores directamente en su interior. Pueden estar dotadas de unidades de depósito para el almacenaje del agua potabilizada o de sistemas de envasado o embotellado.

Una línea completa de instalaciones y la tecnología instalada garantizan altos estándares de tratamiento de agua de media/alta salinidad, son de fácil gestión y funcionamiento y necesitan un reducido uso de productos químicos para mantener su perfecta operatividad. Todos los equipos e instalaciones están certificados según el sistema de control de calidad ISO 9001:2008.